12 enero 2017

Cargadores de coche en los centros comerciales

La ciudad de Valladolid arrancará su carrera particular de difusión del coche eléctrico con la instalación de 30 puntos de recarga distribuidos por toda la capital. Los primeros se instalarán antes de fin de año y el resto entrarán en funcionamiento a lo largo de 2016. Aunque no serán los únicos, ya que en el futuro se ampliará la red conforme las ventas de coches eléctricos e híbridos se vayan afianzado en el mercado.

Instalados en puntos estratégicos, como el de la futura Plaza del Milenio -la única ubicación revelada, de momento- los puntos serán en su mayoría de carga estándar (seis horas), aunque los habrá de repostaje rápido. También están previstas varias tomas por poste.

A falta de conocer el mapa definitivo de estaciones -se conocerá en dos días- , fuentes municipales recalcaron que los puntos de recarga se distribuirán por toda la ciudad.

Los criterios generales del Ayuntamiento pasan por colocarlos en aparcamientos públicos, centros comerciales y espacios de gran concurrencia de vehículos, según precisaron fuentes municipales. El Consistorio aclaró que el repostaje no se cobrará a mayores del estacionamiento cuando se use un parking. El listado completo no se facilitó puesto que, de las 39 propuestas del Consistorio, se tienen que eliminar nueve.

La avanzadilla de postes de repostaje eléctrico forma parte del programa experimental de recarga impulsado por la Junta de Castilla y León, Iberdrola y los ayuntamientos de Valladolid y Palencia, ciudad que, por su parte, instalará 10 puntos de recarga en lugares públicos de referencia.

El proyecto fue refrendado ayer en un convenio firmado por el consejero de Economía y Empleo, Tomas Villanueva, los alcaldes de Valladolid, Javier León de la Riva, y de Palencia, Heliodoro Gallego, y el director de Innovación, Medio Ambiente y Calidad de Iberdrola, Agustín Delgado.

El importe previsto para la ejecución del plan piloto es de 276.000 euros. Este dinero se aporta a través de la Estrategia de Eficiencia Energética de España (E4) y el resto es aportado por las cuatro partes: la E4, 82.000 euros; el Ente Regional de la Energía (Eren), 76.000 euros; el Ayuntamiento de Valladolid, 56.250 euros; el Consistorio palentino, 18.750 euros, e Iberdrola, 43.000 euros.

El desarrollo experimental de esta red de recarga tiene como objetivo no sólo permitir la carga de las baterías de los vehículos, sino también desarrollar y ensayar soluciones en los aspectos del control inteligente de la gestión de carga y el cobro de la energía obtenida en el proceso de recarga del vehículo.

Los impulsores insistieron en que la experiencia será un banco de pruebas para detectar cuales son las soluciones más operativas en cuanto a modelos de recarga y sistemas de cobro por el servicio. Sobre este último aspecto, Agustín Delgado indicó que aún no se ha determinado si la recarga se abonará con monedas, con tarjeta de crédito o con carga a una cuenta abierta con Iberdrola.

Sí se sabe, por contra, que el uso de la electricidad es mucho más barato que el de combustible. El vehículo de batería consume una media de 15 kilowatios a la hora. En 100 kilómetros representa un coste de 2,25 euros. Un vehículo de combustión consume en torno a seis litros de gasóleo a los cien kilómetros, con un gasto de seis euros.

Villanueva incidió en la necesidad de subirse cuanto antes a la carrera del coche eléctrico. «Quien no se posicione pronto en este producto, difícilmente va recibir producción de nuevos modelos», señaló, antes de saludar la inminente adhesión de Renault Palencia a la fabricación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario